martes, 6 de octubre de 2015

Bodas de Plata del PTIIC

Mi viaje a Nueva York lo venía planificando desde hace varios meses, ya que fui invitada junto a mi amiga Sandy Santana, a la celebración del Segundo Encuentro de los Becados del PTTIC, en buen dominicano las “bodas de plata” de la graduación de ese maravilloso grupo de jóvenes que fueron favorecidos con becas técnicas dentro del Plan Reagan  para la Cuenca del Caribe.


Ya en diciembre del 2014 habían celebrado un encuentro en Fula, Bonao y de ahí nació la idea de hacer otra celebración en Nueva York, punto central para que pudiera aglutinar un buen número de ellos, ya que muchos viven en diferentes estados y les sería más fácil  llegar a la  gran ciudad, especialmente al final del verano, que es una buena época para viajar.


IMG-20150820-WA0002
Los muchachos formaron un comité y se pusieron a contactar a sus antiguos compañeros y a planificar todos los detalles del evento.  Como yo tenía el privilegio de conocer a todos los grupos - habían sido tres de 46 estudiantes cada uno - también me ocupé de localizar a los que viven en RD, que por cierto, fueron pocos los que pudieron asistir.

Formaron grupos  en WhatsUp y Facebook y la comunicación era intensa, cada quien compartiendo fotos y ubicándose unos con otros.  Así supimos que 

Al principio,  Sandy no estaba muy decidida con la idea de ir para NY, pero a medida que fue notando el entusiasmo y el desarrollo de los planes, se montó en el avión e hizo reservaciones para irse junto conmigo.


Ya en otro artículo que escribí, http://www.buquicito.com/2015/09/venciendo-la-tormenta-ericka.html conté todas las vicisitudes del viaje, precisamente el día de la tormenta Ericka, pero gracias a Dios llegamos con bien a nuestro destino.


El sábado lo dedicamos a prepararnos y a reservar un vehículo que nos llevara hasta el Bronx, donde se llevaría a cabo la actividad, en el salón de una iglesia de ese condado.


Estuvimos puntual en el sitio y desde el momento que empezamos a ver a los "muchachos" brotó un sentimiento de reencuentro muy cálido, fue como si los años no hubiesen pasado.  Abrazos, lágrimas, risas, un recibimiento muy afectivo




 Dentro del salón, los organizadores habían colocado un bizcocho y una mesa llena de frutas y picadera, toda una exageración y en otro salon aledaño mesas y un buffet caliente .

Luego de abrazos, fotos y risas el presidente de la Asociación Seolito Rodríguez entró en la parte protocolar y dio  la bienvenida formal, presentó al sacerdote de la parroquia, quien bendijo la actividad.  Unas bellas palabras y la entrega de sendas placas de reconocimiento tanto para Sandy como para mí. 

Emocionadas dimos las gracias por tan alta distinción y procedimos a obsequiarles unos brochures que diseñamos con todos los nombres y fotos de cada uno de los grupos, con el objetivo de que a través de estos listados los interesados puedan ubicar a sus compañeros de grupos y así puedan asistir al próximo encuentro que será celebrado en Santo Domingo en diciembre del 2016.


Fue una noche inolvidable, llena de recuerdos, anécdotas y buena vibra, de música, alegría y sobretodo de la fraternidad, de este grupo de jóvenes que una vez soñaron con superarse y gracias a estas becas volaron alto.  En la actualidad son hombres y mujeres exitoso tanto en su vida profesional, como en la familiar.   Criando hijos que se están destacando en disciplinas deportivas y estudiantiles. 


Quisiera enumerar todos los éxito obtenidos por estos jóvenes - para mi siempre lo serán -   el espacio resultaría corto, pero lo más importante es tener la satisfacción de poder escribir :  Misión Cumplida !!

Para finalizar, deseo que este artículo llegue a todos los que aún no saben sobre esta iniciativa y que a través del mismo puedan conectarse unos con otros.

Vanessa Rodríguez Messina
buquicito@gmail.com














No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos reservamos el derecho de no publicar comentarios ofensivos, ni que atenten con la moral y buenas costumbres.