EL BUQUICITO

"Escrito con el corazón, recibido con el alma" ... Publicando desde junio del 2003

LightBlog

julio 20, 2021

EL BUQUICITO NO. 820 : SABANA DE LA MAR PUEBLO CHIQUITO CON GRANDES HEROES

LOS HEROES DEL 14 DE JUNIO

Escrito por :  Vanessa Rodríguez Messina, junio 2021

Generalmente los 14 de junio, en Sabana de la Mar se realiza un acto en honor a  los Héroes del pueblo que participaron en la gesta de Constanza, Maimón y Estero Hondo,  este año y el pasado, por el tema de la pandemia, las celebraciones se han visto
reducidas a su mínima expresión.  

Hace un tiempo, mi esposo Orlando -quien fue miembro activo del 1J24-  me comentó  que teníamos que sentirnos orgullosos de que  siendo Sabana de la Mar un pueblo tan chiquito -en comparación con otras  provincias – tener cuatros munícipes  inmolados en la gloriosa gesta,  situaban el pueblo en un lugar privilegiado dentro de la lucha antitrujillista de nuestro país. 

Una observación bastante atinada que me motivó hacer indagaciones  más profuda sobre la vida y trayectoria de Andrés Emilio Pérez Rodríguez, Eduardo Salvador Martínez,  Conrado Martínez (Hernández) de Padua y Héctor Vinicio Mateo Calcaño, de manera que las nuevas generaciones conozcan más detalles sobre sus mártires locales .

Con la ayuda de la Dra. Hanny Mateo , Dante Martínez, Vinia Messina y consultando diferentes fuentes, como el libro de Anselmo Brache Bastista (Chemito) "Constanza, Maimón y Estero Hondo, Testimonios e investigación sobre los acontecimientos", "Yo Maté a su Hijo, Testimonio de un Teniente de la era de Trujillo ", de Eugenio Guerrero Pou, me atrevo hacer este artículo tratando de aportar otros datos sobre nuestros combatientes, todos jóvenes y de familias del pueblo.

HÉCTOR VINICIO MATEL CALCAÑO - MATEITO - 
Hijo menor de don Ricardo Mateo Jàquez, oriundo de Cotuí, Provincia SánchezRamírez y Candelaria Calcaño Sosa de Sabana de la Mar.   Nació en 1918 y de 
Mateo es primero desde la izq
joven se mudó a la capital, a la calle El Conde No. 75 .   Trabajaba como oficinista, pero iba frecuentemente al pueblo a visitar a su familia.  Sus hermanos fueron Esperanza, Ramón (Pirre) , César (Pikito), Aquiles (Pin), Ricardo (Ricardito) , Evelia, Livia,  Emilio (Lingo),   Consuelo (Negrita)  y Alba.

En enero de 1947 emigró a Nueva York donde residía su hermano Ricardito, allí se involucró en el movimiento contra Trujillo y se marchó a Cuba, donde como primer teniente  participó en la  fracasada expedición contra Trujillo de  Cayo Confites, originada en  ese mismo año de  1947.   Se cree que pertenecía al  Batallón Máximo Gómez, comandado por Feliciano Mederne.   

Estos expedicionarios – aprox 1,200 - estuvieron entrenándose en el Cayo , esperando barcos y aviones para entrar en septiembre a Santo Domingo, pero debido a presiones internacionales y del propio Trujillo, la expedición fracasó.  Héctor fue conducido al recinto militar de Columbia en la Habana y luego de su liberación se marchó a Venezuela, donde fue albergado por su primo  Julián Hernández Calcaño, otro exilado  de Sabana de la Mar., quien ayudó a muchos dominicanos que llegaban a ese país.

De Venezuela regresó a Nueva York, cuando llegó se encontró con su viejo amigo  Enrique Jiménez Moya, a quien conocía a través de la amistad que ambos padres tenían.  También incorporó a Eduardo Salvador Martínez  y Conrado Martínez (Hernández)  se unieron  en la lucha antitrujillista,  volviendo a Cuba para entrenarse nuevamente  y participar en la invasión que se estaba gestando en esa Isla. 

Mateo vino por Constanza  en el  avión C-46 Curtiss, camuflado con las insignias de la Aviación Dominicana (AMS)  junto a 54 expedicionarios , comandados  por  Jiménez Moya.   El avión aterrizó el 14 de junio, a las 6:25 pm, el desembarco duró 8 minutos.  Tan pronto el grupo descendió, el avión  regresó a Cuba.
 
Desde el día 15  de junio cuando empezaron a llegar soldados a Constanza, los aviones ametrallaban por encima de los expedicionarios, que se dispersaron por las lomas.  Sin comida, ni bebida el  día  18   en las proximidades de Tireo Abajo,  Héctor , junto al venezolano Edwin Erminy y el cubano Enrique Betancout fueron  arrestados y llevados a San Isidro, al Centro de Enseñanza (CEFA), donde les esperaba un pelotón de fusilamiento,
Mateo, primero desde la izq
 allí  fueron interrogados y torturados;" pasadas las 8:30 de la mañana, frente a tropas y civiles, fueron ejecutados uno a uno, puestos de espadas a un muro natural de tierra. hasta darle muerte.  Su cadáver nunca fue recuperado".

Hèctor nunca se casó,  le gustaba cantar y tocar la guitarra.   Amigo de los amigos,   Su familia conservaba el manuscrito de su interrogatorio, el cual le fue entregado por un militar al Lic. Leoncio Ramos, quien a su vez lo entregó a su padre.


ANDRES EMILIO  PEREZ RODRIGUEZ 
 Hijo de Leoncio Pérez  (hermano de padre de la Señorita Elupina Cordero )  y de Rosa  Rodríguez - Cullín  o Cucuya - , quien tenía una pensión en la Capital y desde allí junto a su familia decidieron mudarse a Venezuela.   En Caracas compartieron con Julían Hernández Calcaño y Héctor Mateo , después del fracaso de Cayo Confites.
Andrés , segundo desde la derecha

Era el más joven del grupo de Sabana de la Mar, solo 19 años.   

Vino en barco  por Maimón.  Después de ser torturado fue fusilado por cadetes en el patio de la Academia Militar de San Isidro. 

El Teniente Guerrero Pou publicó un libro "Yo Maté a su Hijo, Testimonio de un Teniente de la era de Trujillo " donde hace alusión a la muerte de Andrés contando que fue quien dio el tiro de gracia, no sin antes haber compartido un cigarrillo y que éste le suplicara le diera un tiro en el corazón y que luego buscara a su mamá y le contara como fue su muerte.

Según Guerrero Pou, estando un día sentado en un banco en el Parque, hablando de política, una señora se le acercó y le dijo que evitaran esos temas para que no se buscaran problemas, que ella había tenido un hijo que fue asesinado.  Guerrero le preguntó el nombre y al dárselo se dió cuenta que era la madre que tanto había buscado para darle el mensaje de Andrés.  Le contó la historia y ella lo perdonó.

Muchas personas ponen en duda la veracidad de este relato, pero el libro está publicado desde el  1 de enero de 1996

EDUARDO SALVADOR MARTINEZ SAVIÑON – PALECO -  

Hijo de Eduardo Salvador Martínez y Altagracia Martínez .  Hermano de Vinia Messina y Germania Martínez.  Al morir su madre, fue criado por su abuela Eugenia Martínez.

Ex miembro de la Marina de Guerra, casado con Elba Tirado , con quien procreó a
Eduardo Salvador
Martínez Saviñon
Dante y Rafaelito . Trabajó como cajero en el Roof Garden del Hotel Jaragua, recomendado por su amigo Bayardo Messina.

Dicen que se marchó como polizonte en un barco mercante y fue atrapado en Nueva York. Cuando fue apresado por Migración, les dijo a los agentes que iba a la casa de un amigo de su familia, que resultó ser Ricardito Mateo  -hermano de Héctor -.  Ricardito  nunca lo había visto, pero  cuando lo llevaron a su casa se dió  cuenta de quien era hijo  y lo acogió, solicitandole a  las autoridades que le  dieran el permiso para que se quedara allí.


Posteriormente Miriam Bruno que en esa época vivía en NY tambiérn lo albergó durante unos días en su casa, en la calle 69 de Woodside, ya que era muy cercana a su madre de crianza Eugenia.

Cuando Martínez se encontró con  Héctor Mateo, éste fue quien lo entusiasmó para que se uniera a la causa de liberación.   Junto con el y Conrado Hernández  decidió viajar a Cuba para entrenarse y venir a derrocar a Trujillo, viaje del cual su familia no tenía conocimiento, ya que para la época  estaba arreglando los papeles de residencia para todos y el proceso se quedó a medio talle.

La noche antes de irse a Cuba, a los viajeros le hicieron una cena en casa de Ricardo Mateo y Altagracia Díaz de Máteo, y recolectaron monedas como muestra de solidaridad y apoyo para ellos.

Eduardo Salvador Desembarcó por Maimón.

CONRADO MARTINES (HERNANDEZ)  DE PADUA 
Conrado Hernández
Hijo de Carlos Martínez y Rosa de Padua.  Sus hermanos  de padre fueron German, Cheché, Héctor, Carlitico y Marien  y de madre Nena, Rosita, Hermogenes, Calincito Demorizi de Padua. Conrado fue hijo adoptivo de Eliseo Hernández y su tia  Altagracia (Tatá)  de Padua, por ese motivo también se le conoce con el apellido de ellos.T  uvo dos hijos Chachita y David.

Fue miembro de la Marina de Guerra y marino mercante, y cuando se marchó sin ningún documento los únicos que sabían de su partida fueron sus padres de crianza y hermanos.  Llegó a Nueva York y  allí se reunió con Héctor y Paleco uniendose a la causa de la liberación. viajando junto con ellos a entrenarse a Cuba, para liberar su país de las garras del dictador.

Conrado vino por Maimón. 

Las Embarcaciones 

El 20 de junio desembarcaron  dos lanchas: por Maimón la "Carmen Elsa",  que trajo 121 combatientes  y por Estero Hondo La "Tinina",que trasladó 48 expedicionarios,  ambas naves escoltadas por la fragata cubana Máximo Gómez


Sobre el Monumento

Fue construido en el 1962, en el gobierno de Rafael Bonnelly,  por iniciativa del entonces sìndico  Ramón -Pirre- Mateo Calcaño, hermano de Hèctor uno de los inmolados.  El  dinero fue recolectado entre la gente del pueblo.  El mismo contenìa pino de Constanza, arena de Maimòn, piedra de Estero Hondo y varios casquillos de balas.  Colocado en una rotonda a la entrada del pueblo, entre la calle Diego de Lira (calle del Medio) y la Sánchez.  Fue el segundo monumento en el país dedicado a recordar los héroes del 14 de junio.

Posteriormente, las autoridades edilicias,  con el argumento de que había que reforzar la edificación, mandaron a demoler parte de la estructura y fue colocada  una escultura en relieve con los rostros de los caídos, realizados por el artista sabanalamarino Edward Severino, que se mantiene en la actualidad.


Escrito por :  Vanessa Rodríguez Messina
Especial para EL BUQUICITO
Junio del 2021

Nota de la autora:  Si familiares o amigos de los héroes pueden aportar otros datos , informaciones u hacer alguna aclaración  favor contactarme. buqui88@gmail.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos reservamos el derecho de no publicar comentarios ofensivos, ni que atenten con la moral y buenas costumbres.