EL BUQUICITO

"Escrito con el corazón, recibido con el alma" ... Publicando desde junio del 2003

LightBlog

30 sept 2018

DATOS HISTÓRICOS SOBRE LA FUNDACION DE SABANA DE LA MAR 1 / 3

30 de septiembre del 2018

Recopilado y escrito por Vanessa Rodríguez Messina, especial para EL BUQUICITO.

A propósito de la celebración de las patronales de Sabana de la Mar, en el mes de octubre,  quiero compartir estos datos que he venido recolectando de diferentes estudios y escritos sobre la fundación de la "Novia de la Bahía" donde he encontrado cosas interesantes.  Veamos:

LA HISTORIA OFICIAL DEL PUEBLO
Calle Diego de Lira 1918

La historia “oficial” que tenemos sobre la fundación de Sabana de la Mar es que para   el año 1756 siendo gobernador el Brigadier Francisco Rubio y Peñaranda (1751-1759) y con el propósito de contener el avance de los aventureros franceses en la parte norte de la isla fue fundada Sabana de la Mar, conjuntamente con Samaná, en el lado opuesto de la bahía.

Para tales fines fueron traídas entre doce y diecisiete familias canarias -de las 586 que vinieron a fundar y repoblar en la Española- y a cada familia canaria que venía al Nuevo Mundo se le transportaba gratuitamente.

En cuanto al posible fundador, existen muchas contradicciones y el más mencionado es Diego de Lira, por lo que hoy la calle principal o la del "medio" lleva su nombre.  Investigaciones históricas señalan que para la fecha de la fundación de Sabana de la Mar, este señor no había nacido y llegó a la comunidad en 1806 como capitán de la Armada Española.


Diego de Lira
En uno de los relatos de la batalla de Palo Hincado, ocurrida en un paraje cerca de El Seibo,   el 7 de noviembre de 1808 y  librada con el objetivo de reconquistar para España la colonia de Santo Domingo, un ejército de criollos comandado por el cotuisano Juan Sànchez Ramìrez derrotò las tropas francesas del general Ferrand.


Resultado de imagen para batalla de palo hincadoCito textualmente “ En 1808 , "Entonces Sánchez Ramírez aprovechó la presencia de barcos de guerra ingleses en costas dominicanas y se comunicó con el comandante Dashwood, de la fragata La Franchise.  Este aceptó hacerse cargo de atacar la guarnición francesa de Samaná, para lo cual le aseguró el caudillo criollo que podía contar con la cooperación del comandante de armas de Sabana de la Mar, Diego de Lira, ya comprometido para la causa hispanista".  
Resultado de imagen para francisco rubio y peñaranda
Si analizamos estos datos, podemos concluir que Diego de Lira sì fue Comandante de Armas de Sabana de la Mar, pero no su fundador, ya que la batalla de Palo Hincado fue 56 años después de la fundaciòn del pueblo.


Datos Encontrados
"La estratégica región del noreste del Santo Domingo colonial debía de ser colonizada si no quería perderse por la penetración constante en ella de expediciones francesas. En 1756 se procedió a la fundación en la Península de Samaná en el puerto del mismo nombre, con familias canarias, pero de poco servía su establecimiento si no se dotaba de un puerto al otro lado de la bahía .   

Su situación en el puerto y lo dilatado de esa gran bahía, con la existencia de un gran brazo entre ambas, la convierte en un nexo imprescindible para el comercio y transporte de víveres a través de canoas. Esto se debía a la no existencia de un camino abierto con la villa del Cotuí.   Al existir un centro urbano en una y otra parte, “se comunicaran los auxilios con la proporción y la seguridad conveniente”. 
Por ello, el mariscal de campo Manuel de Azlor y Urries gobernador  de la 

Resultado de imagen para Manuel de Azlor y Urries gobernador
Mariscar Manuel de Azlor
capitanìa General de SD  (1759-1771), en su informe al rey de 15 de marzo de 1760, expuso que había disgregado de las cien familias que estaban dispuestas para la fundación de Samaná, unas cuarenta para formar una nueva población en Sabana de la Mar, con el objetivo de servir de auxilio y comunicación con la región sur, y por ende la capital. En el mismo escrito se especifica que se  habían recibido últimamente 26 familias remitidas desde Canarias, a las que se unirían las ya existentes. El 3 de julio del año siguiente se señala la aprobación de la fundación por Real Orden de 18 de noviembre de 1760.

Los libros de hacienda de Santo Domingo conservados en el Archivo Histórico Nacional de Madrid nos pueden dar más luz sobre el proceso de fundación de Sabana de la Mar, ya que hasta ahora solo se contaba con los del General de Indias, que concluyen en 1760 y con algunos datos del General de la Nación dominicano.   No obstante, no se conservan los de los años 1761, 1762 y 1763, con lo que tenemos que suplir la información de ese período con los  depositados en el General de la Nación. 


Moreau definió a Sabana de la Mar en el primer lustro de la década de los ochenta como un lugar situado en la rada del mismo nombre, que no era bueno sino para buques pequeños. 
Foto de fuente externa

Un escritor francés desconocido a fines del siglo XVIII alabó también sus ventajas, valorándola “proporcionada para acoger toda una flota”.   “la denominación de la Sabana de la mar se debe sin duda alguna a la naturaleza del lugar, que es una espléndida sabana cerca de la orilla”.


Esa planicie era una continuación de la de San Rafael, “con unas 10 leguas de largo por 4 a 5 de ancho, situada al pie de la Montaña Redonda. Está rodeada por un terreno llano que, al hacer un ángulo, forma el cabo de ese nombre. Tal llanura se prolonga por cañadas salpicadas de promontorios hasta juntarse con las llanuras de Higüey, El Seibo y Santo Domingo”. 25 Nueve ríos la cortan para venir a desembocar en la orilla meridional de la bahía de Samaná; estos son principalmente el Magua, entre el de Las Culebras y el de Sabana de la Mar, y el de Niclagua.

Los dominicos capitalinos reclamaron ser los dueños de la tierra en donde se asentaría Sabana de la Mar. Un memorial del arzobispo Carvajal  expone que el convento de Predicadores de Santo Domingo “ha perdido grandes haciendas, la mayor tiene más de nueve leguas;  con una ensenada llamada Samaná, con mucha pesca; .  se procedió  por el director de la fundación Benito Díaz Carneiro a la medición de las tierras que el pueblo necesite ..” . Una vez acordada la cifra y la cantidad de tierra destinada a tal fin, cobraron los frailes, el 20 de junio de 1760, 5.600 reales por cuatro caballerías de tierra que se tomaron en el lugar


En sus planteamientos iniciales, Lorencis había señalado que con la formación de “esa  poblacioncita” con las 25 ó 30 familias, se podría asegurar que en poco tiempo se extendería  mucho “con sólo el arbitrio de facilitar tierras a los que se agregaren.


Por eso Azlor había señalado que, mientras que un bohío mediano en cualquier pueblo de la isla era de 180 pesos, en los parajes como Sabana de la Mar “que eran unos terrenos vírgenes y montes inaccesibles, que ha sido preciso solicitar en esta capital todos los materiales para sus fábricas, también los víveres para los trabajadores, costeando todo la Real Hacienda, en embarcaciones por mar y todas las herramientas para el peonaje y trabajadores, no es posible que esto se consiga sin crecidos costos”.
Familia de Sabana de la Mar frente
al muelle



Lorencis sostenía al respecto que en Sabana de la Mar, a diferencia de Samaná, las maderas eran abundantes y de fácil extracción, con lo que la rebaja en los costos era considerable. El carácter llano y practicable del lugar favorecería su tala y desmonte.


Otra ventaja es la disposición en la sabana que le da nombre de abundantes pastos, lo que permitiría dotarse de una cabaña vacuna y traspasar a ella las bestias de carga de Samaná, que no tenían utilidad alguna en ella por no tener salida por tierra, con lo que los podrían transitar a cualquier parte de la isla.


Parroquia del Pilar, calle Diego de Lira
Durante los años 1761 a 1764 prosiguió el proceso de erección del pueblo. En 1761 se pagó 96 reales a Juan Baptista, maestro carpintero por su trabajo y la madera que puso en el marco para la lámina de Nuestra Señora del Pilar de su parroquia.


El 21 recibía como congrua sufragada por la Corona 840 reales su primer cura Manuel Hernández Losada. La parroquia recibía 208 de oblata. El 10 de marzo se dieron al doctor Antonio Ortiz 176 reales, importe de once libros de oro para dorar el cuadro de Nuestra Señora del Pilar, que se había efectuado para esa nueva población.


Durante 1764 continuaron llegando familias a la localidad. El 6 de febrero se abonaron 960 reales por las 16 personas “últimamente remitidas”.


En el año 1765, Díaz Carneiro siguió recibiendo dinero para el socorro de las familias   que tenían derecho las 113 personas que en ese momento existían

en esa población. 


Foto de José Paola a la edad de 80 años, munícipe de SBM
La población de Sabana de la Mar en 1783 era de 151 personas, de las que 105 eran de comunión y los párvulos 46. El número de matrimonios durante el quinquenio anterior fue de tan solo 6 y los entierros 6, aunque tiene problemas para dar su número exacto por haberse perdido los libros sacramentales en el huracán de 1780.


Se conserva la lista de cabeza de familias de esos años, formada por Domingo Pardilla, Francisco Pérez, Juan Rubio, Inés Domínguez, Felipe Neri, Francisco Díaz, Juan Pérez, Catalina Hernández, Pedro González, Alejandro Velásquez, Manuel Duarte, Agustín Hernández, Nicolás González, Antonio López, Gabriel Brillante, Gabriel Borregar, Incolaza Díaz, Francisco Benítez, Juan Hernández, Andrés Ravelo, Andrés Cruz, Salvador González, María González, Juan José Rubio, José Hernández y Nicolás Hernández. La familia de mayor número de miembros era la de Antonio López. La seguía la de Nicolás Hernández , José Hernández y Nicolás González.


Referencias

1.     Delafosse, LemonierSegunda Campaña de Santo Domingo (Guerra Domínico-Francesa de 1808 (traducción de C. Armando Rodríguez). Editorial El Diario, Santiago (R.D.). 1946.

2.     Guillermin, GilbertDiario Histórico de la revolución de la parte española de Santo Domingo (traducción de C. Armando Rodríguez de la edición de Imp. P.V. Lafourcade, Filadelfia, EE.UU. 1810). Academia Dominicana de Historia.

3.     Sánchez Ramírez, JuanDiario de la Reconquista. Editora Montalvo, Santo Domingo (R.D.). 1957.

4.     Troncoso Sánchez, PedroEl drama de la idea nacional en Santo Domingo y su relación con Puerto Rico.. Academia de Ciencias de la República Dominicana. 1977.
G    Fundaciones Canarias en Santo Domingo:  Sabana de la Mar . M. Herández González


Por:  Vanessa Rodríguez Messina

www.buquicito.com 


10 comentarios:

  1. En "El Gordo de la Semana" Freddy Beras Goico entrevistó un grupo de familiares de Juan Pablo Duarte, quienes son de Sabana de la Mar, donde se refugiaron por l a persecusión de la gente de Pedro Santana luego de desterrar a Duarte.Narraron cómo toda su ascendencia vivió bajo temor y evitaban el apellido para no ser identificados. (Eso me llegó a la memoria de cuando ví dicha entrevista, en algo podría estar equivocado).

    ResponderEliminar
  2. En "El Gordo de la Semana" Freddy Beras Goico entrevistó un grupo de familiares de Juan Pablo Duarte, quienes son de Sabana de la Mar, donde se refugiaron por l a persecusión de la gente de Pedro Santana luego de desterrar a Duarte.Narraron cómo toda su ascendencia vivió bajo temor y evitaban el apellido para no ser identificados. (Eso me llegó a la memoria de cuando ví dicha entrevista, en algo podría estar equivocado).

    ResponderEliminar
  3. Muy interesante los datos històricos sobre Sabana de la Mar

    ResponderEliminar
  4. Preciosa reseña de nuestros ancestros. Mi mama siempreme hablaba de las familias canarias y su alimentaciòn, mencionaba y hacìa la spa de pan (yo la hago con frecuencia) morroco, harina de plàtano usadas para los desnutridos, habichuelas de granos con dulce, gofio.

    Marìa Adelina

    ResponderEliminar
  5. Cuantos datos. Me encantò el relato històrico. Dios te bendiga.

    Gleidy

    ResponderEliminar
  6. Excelente Vanesa , gracias por la información, éxitos por siempre

    ResponderEliminar
  7. Yo llegue a conocer algunos de la familia Duarte que vivian frente a Mama Kica en barrio abajo y tambien a los Paolas. Eran gente muy finas.

    ResponderEliminar

Nos reservamos el derecho de no publicar comentarios ofensivos, ni que atenten con la moral y buenas costumbres.