domingo, 4 de septiembre de 2016

NO TIRES LAS BOLITA DE GEL DE LA CAJA DE ZAPATOS


Fuente de Información :  David Palacios, en http://www.nosabesnada.com/topsemana/
¿Quién no ha comprado alguna vez unos zapatos o un producto electrónico el cuál ha venido acompañado 
con una pequeña bolsita con bolitas de gel? Normalmente la gente suele tirarlas junto con el embalaje, pero pueden ser realmente útiles.

extra_large-1464386555-675-here-s-why-you-should-never-throw-these-silica-bags-away-again
Estas bolsitas contienen pequeñas bolas de dióxido de silicio, que elimina la humedad por la atracción de las partículas de agua en su superficie, un proceso conocido como adsorción. Con esto, se protegen otros artículos de la humedad y de que desarrollen moho. Pero, como te comentaremos a continuación, tiene muchas más utilidades.

  • Si los añades a tu bolsa de gimnasio, estas bolsitas ayudarán a que sea más difícil que puedas coger hongos, si usas chancletas para la ducha. Además, evitará ese olor a húmedo tan desagradable.
  • Cuando tengas un buen puñado de bolsas, el dióxido de silicio será más útil que el arroz si tu móvil se cae al agua. Aunque recuerda que la arena de gato también es eficiente.
  • Normalmente, las fotos se deterioran. Pero si pones unas cuantas bolsas donde guardes tus imágenes, éstas se conservarán mejor con el paso del tiempo.
  • También son útiles en el coche. Si pones una bolsita cerca de tu parabrisas, evitarás que este se empañe y que tengas que bajar las ventanas o poner el aire en invierno.
  • Otro truco es usarlas para extender la vida de tus afeitadoras; si las guardas en un ‘tupper’ y añades unas bolsitas, se secarán más rápido, se mantendrán más tiempo afiladas y no se oxidarán tan rápido.
Así pues, la próxima vez que vayas de compras y te encuentres un par de bolsas de sílice, asegúrate de guardarlas y utilizarlas.
Enlace :  www.buquicito.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos reservamos el derecho de no publicar comentarios ofensivos, ni que atenten con la moral y buenas costumbres.