miércoles, 15 de julio de 2015

El càncer no paralizò a Carolina


Comparto este   testimonio de Carolina Morales,  abogada con maestría en España,  compañera de universidad de mi hija Amelia.    EL BUQUICITO ha sido parte de su alegría cuando contrajo nupcias en el 2011 con el amor de su vida Guarionex y luego con el nacimiento de sus dos pequeños.   Una joven a quien considero mi sobrina de amor y delante de quien me quito el sombrero por la valentía con la que enfrentó esa terrible enfermedad.  VRM

Testimonio Carolina Morales


En la lactancia de Lia, descubrí un bulto en mi seno derecho y lo consultamos con los doctores. Por
Carolina enviando un Saludito para
El Buquicito desde Alicante
mi edad todos entendían que no podría ser algo grave pero decidieron hacer pruebas. Los estudios eran constantes pero el resultado siempre era el mismo: no concluyente. No podían determinar qué era.

En enero, nos confirmaron lo que temíamos, tenía cáncer de mama. El tumor en unos dos meses había crecido de 2 cms a 9 cms. El tamaño, su rápido crecimiento y mi edad motivaron a los doctores a ser más diligentes contra el cáncer: rondas de quimioterapia, cirugías y radioterapia.

Decidimos enfrentar el cáncer de frente, sin titubeos y con la firmeza de que Dios no nos desampara. Cada día se lo entregábamos a Dios y nos propusimos hacer todo un paso a la vez, viviendo lo más normal que la enfermedad me lo permitía y siendo mamá activa de dos pequeños.

Han sido meses difíciles, de mucho temor e incertidumbre, meses de cuestionar y de cambios, cambios físicos que afectan enormemente lo emocional. Hemos vivido meses de preguntas sin respuestas pero en estos mismos meses hemos visto como nuestras familias, amigos y la comunidad en general, se han unido para darnos fortaleza, para mostrar amor y para servir no tan sólo a nosotros sino, a quien lo necesite.

imageA pesar de todos los miedos que acompañan el cáncer, no ha habido un día que no sienta paz. El Señor tiene sus caminos y somos fieles testigos de que debemos colocar nuestras penas en Él. Este

16 de junio, me realizaron una doble masectomia en la que el resultado fue que ya no había rastros de cáncer en mi cuerpo!! Aun quedan cirugías pendientes pero vamos a ellas agradecidos con Dios, con la certeza de que el cáncer no me controla y que venceremos cada obstáculo.

Hoy damos gracias a Dios y a nuestra madre Maria por todas las bendiciones que recibimos, por los que nos orientaron, por la fortaleza que nos han dado para afrontar con la paz necesaria esta enfermedad y por permitirnos ser testimonio de su amor y misericordia.


Carolina Morales

2 comentarios:

  1. La amo!! es ejemplo a seguir !! cuando uno cree que se te está acabando el mundo por nada, y ella llena de valentía día a día enfrento esto.

    ResponderEliminar
  2. Cuanta valentía, hermoso testimonio de Fe y Confianza en el Todopoderoso!!! Dios te siga bendiciendo Carolina.

    ResponderEliminar

Nos reservamos el derecho de no publicar comentarios ofensivos, ni que atenten con la moral y buenas costumbres.