martes, 30 de mayo de 2017

MI SOMBRERITO DE JIPI JAPA


DIARIO DE UN VIAJE A  USA

 " yo tengo un sombrerito de jipi, japa, me lo regalò mi novio para que  me ponga guapa " ... Del cancionero  infantil de España.

26 de mayo del 2017


Durante dos meses, mi jefa y yo estuvimos planificando un viaje a Salt Lake City, Utah para estar presente en la Conferencia Anual de Healing the Children,
en representaciòn de la Fundaciòn Corazones Unidos, para la que trabajo. 

Para tener una idea de la ropa que teniamos que usar,  estuve revisando el canal del tiempo y las proyecciones del clima para los dìas de nuestra estadìa en esa ciudad y me enterè que las temperaturas oscilarìan entre los 5 y 8 grados Celsius, por lo que me puse a revisar mi ajuar de invierno para escoger què llevar, ya que nosotros los caribeños sufrimos de frio hasta los huesos , -digo, al menos yo- y de pensar en las montañas nevadas ya me estaba dando "tiriquito"

Lo primero que encontrè fue una chaqueta de lana azul bolita, que habìa comprado en un bazar y estaba colgada en el armario esperando ser estrenada. La saquè y coloquè de inmediato en mi maleta de mano y me dì cuenta que ocupaba casi la mitad y como era el ùnico equipaje que llevarìa, decidì que me irìa con ella  puesta - harìamos escala en NY - 

Dos dìas despuès, me dì un "baño de pueblo" y fui a la Duarte a buscar unos regalitos y al entrar a una importadora mis ojos se toparon con unos primorosos sombreritos de fieltro ,  justamente del mismo color de mi chaqueta y de inmediato me trancè con el chino y lo  compre.

Cuando lleguè a casa con mi adquisiciòn, mis hijas empezaron a "bufearme" dicièndome mi estilista favorita - mi hija Ariadna - que iba a estar combinada como una caja fuerte .  Por supuesto que no les hice caso, porque lo que yo querìa era no pasar frio.  

Asì que el dìa de nuestro viaje, salì de casa con mi sombrerito en la mano , con la idea de que cuando lo usara en Utah lo dejarìa botado, porque era tenerlo puesto o dejarlo, ya que si lo entraba en la maleta iba a perder la forma.

Nada màs entrè al aviòn, las azafatas que saludaban en la entrada me dijeron "I like your hat", luego al salir, fue el piloto que con gestos me dijo lo mismo.  En el aeropuerto tomamos un trencito que nos llevò a la terminar donde tomarìamos el otro vuelo, allì una señora me mirò y dijo "Oh pretty hat" ... Yo cada ves estaba màs sorprendida del èxito del sombrerito.

Para no cansarlos, fueron muchas las personas que me pasaron por el lado y me señalaban lo lindo de mi atuendo, especialmente el sombrero y los participantes en la Conferencia  me piropearon y preguntaron què dònde lo habìa comprado, porque no tenìan idea que en un paìs tan caliente vendieran ropa de invierno.

Como comprenderàn, ya tenìa ìnfulas de "jet set" y con tanto èxito no me apeè jamàs el bendito sombrero hasta llegar a Miami.  Por supuesto que decidì conservarlo para futuros viajes y para no maltratarlo traerlo puesto cuando regresara a casa.

Con la prisa del viaje y de llegar a tiempo al aeropuerto, donde me estarìa esperando mi compañera, salimos en bola de humo y justo en el momento que me estaba chequeando notè que me faltaba algo ... ohh , habìa olvidado mi sombrerito de jipi japa encima de la cama.

Mi anfitriona me prometiò que cuando viniera a SD me lo traerìa, pero al dìa siguiente de mi llegada , tuve que volver a la importadora de la Duarte y sorpresa, todavìa quedaban muchos sombreritos de diferentes colores y uno solo azul bolita, asì que ni tonta ni perezosa de inmediato lo comprè.

Ahì mismo tomè mi celular y llamè a Miami 
 - Alò, Mayra , ya no tienes que traerme el sombrerito, acabo de comprar otro , quèdatelo y  si tus hijas te critican cuando lo uses, no le hagas caso porque esta chulìsimo - 

Ahora la chaqueta de bolita azul tiene su complemento :  El sombrerito de jipi-japa ... Y yo esperando otro viajecito a un lugar frio donde poder usarlo ...


Vanessa Rodrìguez Messina

www.aventurasdelabuquicito.blogspot.com

1 comentario:

Nos reservamos el derecho de no publicar comentarios ofensivos, ni que atenten con la moral y buenas costumbres.