lunes, 23 de mayo de 2016

Las Damas de Rio Verde.

                                      
Por Jorge A Jorge Batista

De niño en La Vega, me acuerdo que frecuentemente, eramos visitados por ancestros/parientes provenientes de Río Verde, cuna de nuestro Abuelo Felix, quién sin embargo prefirió  La Vega, como asiento de la familia Jorge. Aún así, nunca se supo mucho de esos familiares, ya que no eran  en gran número, algunos venían a La Vega pero ninguno de nosotros, jamás visitó Río Verde. No creo que fueran partidarios de recibir rutinariamente, visitantes de La Vega. Solo me quedan vagas memorias de Tio José - pariente de Abuelo Felix - a quien creía yo tímido y reservado, pero para mi sorpresa resultó que era sordo-mudo.

Siempre supimos que muy temprano, en el lugar se habían establecido diferentes ramas de emigrantes con raíces europeas. Era evidente la tes bien clara, pelos bien lacios y ojos azules. A nuestro Juan Bosch y Gaviño le tocó algo de eso; características como esas, apartaban sus moradores, de aquellos de otras regiones del país. Si eran campesinos, lo mas justo era  describirlos como inteligentes y disciplinados agricultores. Diferentes a campesinos de la mayoría  de nuestros campos, esta gente, nunca daba muestras de escasez y miseria, dando a entender que compartían mas avanzados métodos y conocimientos para labrar la tierra, educar sus hijos y evitar que los rioverdaños se vieran en la necesidad de abandonar su tierra.

El nombre de Río Verde adquirió repentina notoriedad, a raíz del accidente aéreo en 1946, en el que pereció el equipo de béisbol de Santiago. Solo sobrevivió Enrique Lantigua, quien prefirió viajar por tierra. Existe cierta confusión en la población, que cree que este accidente ocurrió en Rio Verde Alto , y no en las montañas de Yamasá.

Las señoras venían a La Vega, y la parada principal era la casa de nuestra a Abuela, quien ademas de estar casada con uno de ellos, era una ideal anfitriona. No me parece que en sus visitas, estas damas se prestarían- nunca lo vimos- a traer a Abuela, alguna muestra de sus cosechas. Llegaban con mucho garbo, y elegantemente vestídas, exibiendo modas de los tempranos 1900. Su forma de vestir mostrando alta costura y sofisticados diseños, no se conocían en el resto del país, lo que las colocaba en un nivel social y económico mas alto. Venían a caballos en grupos de dos y tres, montadas “a lo hembra”, que al no usar pantalones, se acomodaban de lado en la silla, sostenidas por un agarre especial en la parte delantera.

 Ademas de los Bosch y Gaviño, otros troncos de familias procedentes de allí, son: los Jorge Ortíz, Jorge Blanco, y Jorge Baldera. Lamento de veras, no haber tenido acceso a estas generaciones- pocos tuvieron esa suerte- y conocer en detalles y mas de cerca sus  aspiraciones e idiosincrasia.


chiconino@msn.com          






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos reservamos el derecho de no publicar comentarios ofensivos, ni que atenten con la moral y buenas costumbres.