miércoles, 4 de noviembre de 2015

Adictos a la Retreta


4 de octubre, 2015

Foto El Buquicito
Los veganos son “adictos” a las retretas.  Y lo digo, porque es uno de los pocos pueblos de la Isla donde aún su gente se entusiasma con el anuncio de uno de estos conciertos  en el parque  con la banda de música municipal.

Elías Rodríguez, Rafa Gamundi y esposa
foto EB
Y la alegría es mucho mayor cuando ya por tradición, al final de octubre y por iniciativa de la Fundación Pro Desarrollo de la Provincia de La Vega - Pro-Vega- , la banda  de Honorable Ayuntamiento, viene a la Capital a deleitar con su música a los “veganos ausentes” que nos desplazamos hasta la Zona Colonial para acompañar al compás de las notas de “Despertad Veganos”, desde la Puerta del Conde , hasta el Parque Colón, donde continúa el concierto con la presencia de un público que goza cada pieza de la noche.

Sotero, Jesús G. Concepción, Flor y Salvador Sánchez,
Orlando Sánchez Díaz - foto EB

La cita de este año fue el pasado viernes 30,  el repertorio estuvo muy bien equilibrado y el programa dividido en dos partes.  La primera bajo la conducción del maestro Néstor R. Alvarez –Momo- con piezas como Casita de Campo, Paraíso Soñado, Vega Viega, Tema de Lara, El Manicero. Etc.

Sonia y Pepe Silfa, Iván Félix, Rosanna Espaillat, su nieta
Sofía y Puchi Gómez , foto EB
La segunda parte estuvo dirigida por el maestro Ramón M. Fernández –Monchi- con interpretaciones de Añoranza Vegana de la autoría del Dr. Jochy Pérez y puso a bailar con el Papá Bocó y la marcha mexicana Zacateca, para terminar con el añorado “Despertad Vegano” del maestro José Curbelo, que se ha convertido en el himno de los veganos. 


La directiva de Pro-Vega y su presidenta Jeannette Félix agradecieron cálidamente la presencia a  la actividad e invitaron a disfrutar de un brindis y picadera que fue servida a los presentes.

Cabe destacar, que este año la presencia de veganos fue masiva y la interacción entre amigos y relacionados excelente.  Como dice el dicho, allí todo fue Bueno, Bonito y Barato.

De Retretas y Alboradas
Las chicas del Colegio Inmaculada - Foto EB

Según el diccionario “las Retretas  o Alboradas son una fiesta nocturna o vespertina
en la cual una banda recorre las calles ofreciendo una función musical o concierto al aire libre, generalmente en plazas públicas y parques.  Suelen ser en domingo o días festivos y en muchos lugares son una tradición muy concurrida e ineludible  .


July Fermín, Chichi Melénez, María Cristina Brache,
Ana María Calzada y Rosalía Despradel - Foto EB
Y no hay mejor descripción de las mismas, en La Vega en los días festivos el pueblo amanece bajo las notas del “Despertad Veganos” tocado por la banda municipal o la de los bomberos, que recorre las calles alegrándole el día a la gente.

Maritza Gómez, Lourdes y Milagros Concepción con Orlando
Sánchez Díaz - Foto EB
Nosotros vivíamos cerca de los bomberos, por lo que nos levantábamos  con la alborada y llegábamos hasta el parque y desde ahí  a la panadería San Antonio, donde a esa hora ya estaba listo el pan y volvíamos al parque a esperar que la banda retornara para seguirla hasta el cuartel de los bomberos.

Sofía Berrido, July Fermín, Chichi Meléndez y María
Cristina Brache, foto EB
Mientras que los martes y domingo, la retreta era en el Parque Duarte, donde músicos de la talla de Don Fellito Martínez su hijo Rafaelito, Elías Brache Soriano, Julio Acosta, Aníbal de Peña (padre) entre otros, fueron directores musicales de las bandas.
Zaidy Zouain y su hermano
El ambiente festivo se sentía en el ambiente y habían algunos personajes famosos que nunca faltaban a estas Retretas, como era Diana Espaillat, una dama que se colocaba al lado del director pretendiendo ser quien dirigía la banda .  Ella tenía su asiento fijo y todos la respetaban por ser hermana de la educadora Miss Rhina.

 Aldo Russo y su esposa  foto EB
Hans y Batty Arp con Jesús Gilberto
Foto EB
Otro personaje era el de Chea Moya, tronco de una distinguida familia, quien tenía un partido denominado Frenta Unido Independiente, -“Fui”- , refiriéndose precisamente al trasero y cuando pasaba al lado de las personas,   Chea le ponía las manos en las nalgas y les anunciaba su “incripción al partido del Fui”.  Era bien ingeniosa y todos celebraban la acción, aunque algunos que ya estaban “inscritos” cuando la veían buscaban la manera de evitar el encuentro con ella.

También en Sabana tocaban Retretas

Cuando iba de vacaciones a Sabana de la Mar, las retretas domingueras eran esperadas, especialmente por la chiquillada, porque nos vestíamos de gala y brincábamos al compás de la música alrededor del parque Duarte. 

Mayra y Miguel Bruno, foto EB
Pero las mejores y más esperadas piezas las guardaban para lo último, que eran tres merengues que desde temprano ya teníamos “apalabrados” con algún parejo que bailara bien y fueron muchos los zapatos dañados por el piso del parque que  era de cemento rústico.   La glorieta se convertía en pista de baile y no solo de niños, sino de adultos que se “desflecaban” bajo la brisa del mar y el ritmo de los mejores merengues de la temporada.

Floria Gómez y Ricardo Cabral , foto EB
En unas vacaciones invité a una querida amiga vegana a que pasara unos días conmigo en casa de mis abuelitos.  El domingo,   le advertí que “seteara” con tiempo con quien iba a bailar al final de la retreta y me dijo que no, que ella nunca había visto eso de bailar en pleno parque, que no iba a buscar a nadie. 

Cuando la banda arrancó con la “Chiva Blanca” , no iba el merengue por la mitad cuando mi amiga fue donde yo estaba y me “robó” el parejo –que era mi primo- argumentando que ella no iba a estar sentada en un frio banco del parque, mientras todo el mundo gozaba bailando.

Esas son anécdotas personales, pero El Buquicito está abierto para recibir otras historias que quieran compartir con mis lectores.


Vanessa Rodríguez Messina

Màs fotos y artículos en www.buquicito.com

Otro artículo relacionados : 

 "La No Retreta"  : http://aventurasdelabuquicito.blogspot.com/2014/11/la-no-retreta_22.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos reservamos el derecho de no publicar comentarios ofensivos, ni que atenten con la moral y buenas costumbres.