domingo, 16 de julio de 2017

El otro mundo en que viví hasta el dia que nací.


Escrito por ;   Jorge A. Jorge Batista












Hace 80 años y 9 meses, que en el cuerpo de una mujer, ocurría el  milagro y  la maravillosa creación de un ser humano. Todos y cada uno de nosotros ha sido bendecido y traído al mundo por el mismo camino. Sólo  “ Dios Divino Creador”, es capaz. Ese cuerpo fué el mio.


La mujer, “Divina Creación”, en su capa-cidad de Receptora y Creadora, tiene la mision, por la duración del término que dicta la naturaleza, de alimentar y cuidar el encargo, hasta su esperado 
arribo.

Todo el proceso tendría lugar en el vientre de mi Madre, lugar sagrado y reservado, sólo para acontecimientos de naturalezas espirituales y milagrozas. Así es como me atrevo a escudriñar lo que sucedía, paso a paso, hasta el término de los 9 meses. El escenario del embarazo de mi Madre fue así:
El mes 1, para ponerlo de forma más simple no es más que es cuando se ha producído la fecundación del óvulo por el espermatozoide, y la implantación del embrión en el endometrio.

En el mes 4, el futuro bebé (quien escribe) ya midía 18 cm. y llegué a pesar unos 180 gr., comienzaba a hacer ciertos movimiemtos, y a darme cuenta de mi existencia, además de comienzar a buscar el seno materno.
Todo esto ocurría en la matriz de mi Madre, lugar sagrado, escogído por Dios, para el más grande de sus Milagros. Dios dijo: “Creamos el hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra Semejanza”. ¿Cómo describiría yo ese espacio?. De manera por supuesto imaginaria,  semejante al espacio reservado a un astronauta, en los primeros vuelos al espacio. Mientras tanto, flotaba  como suspendido en la marea del liquido sagrado, envuelto en un Silencio ensordedor, y la sensación de una Paz infinita.

El mes 5. Este es el mes cuando Mamá comenzaba a notar todos mis movimientos. Estudios han demostrado que es posible, determinar el caracter del nuevo arribo, con bastante exactitud.

El mes 6. Este es el período, cuado la madre comienza a recibir las famosa patadas, y los movimientos abriendome el paso con las manos. Por las patadas, se pensó que yo saldría futbolista o pelotero; lamentablemente, no soy ninguna de las dos cosas. Si Mamá tenia problemas con Papá- que éra muy a menudo- yo recibía los mensajes y los contestaba en la Cláve de Morse; y sabía cuando algo andaba mal, y Mamá no estaba tranquila.

El mes 9.   Había cierta preocupación, pensaron que yo venía con bracitos cortos y cabezón.                                        

                                                                          
Este es el mes que pone fin a una larga espera. Ya completamente
 formado y desarrollado, tendía mi cuerpo a reforzar sus defensas, y beneficiarse de los anticuerpos de mi madre. Me chupo amenudo el dedo pulgar, y trago alrededor de dos litros del liquido Amniótico. Mi organismo asi se prepara para la vida fuera del seno materno.


Como me pueden ver ustedes, he sido de lo más agil, y me he colocado de cabeza para abajo, para el esperado aterrizaje, ¡Pobre Mamá!.


 Vamos a ver como me va, cuando se abran mis ojos, y vea por primera     

 vez la sonrisa de mi Madre.


“ Nací en mi casa, en manos de una Comadrona. Mamá algo adolorída, pero se siente feliz”.

El mundo que encontré.

Dios nos regaló un mundo perfecto, con la esperanza y semejanza con El Paraíso. El paquete incluía: Un Cielo lleno de estrellas, Mares con misterios y vida propia, el Aire, el Sol, los Rios, las Plantas, las Flores, la Lluvia, y más que eso, ilimitada inteligencia al hombre, con facultades propicias para razonar.

Nací en tiempos de Guerra, hace más de ochenta años, conflicto aquel que se pensaba sería la ultima guerra de las guerras. Bueno… les terngo malas noticias, las guerras no cesan y cada dia mas peligrosas. El aire que se respira “ Impuro”, las aguas y la tierra, “ Contaminadas”, el ruido en las ciudades, ” Ensordedor”. Algo más preocupante es la ausencia de valores en la familia, la forma que nos tratan y como tratamos a los demás, el irrespeto y maltrato a la mujer, envejecientes, niños, y todo aquel que no se puede valer por si mismo, maldad y maltrato con los animales.

Si es que hacemos caso a sanar o remediar algunos de estos males, lograría la humanidad acercarse de veraz. a lo que Dios quiso que fuera este mundo- un verdadero Paraíso.

Como no puede un solo hombre arreglar este mundo, hubiera preferío  quedarme a vivir para siempre, en el vientre de Mamá.

Mi correo: chiconino@msn.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos reservamos el derecho de no publicar comentarios ofensivos, ni que atenten con la moral y buenas costumbres.