EL BUQUICITO

"Escrito con el corazón, recibido con el alma" ... Publicando desde junio del 2003

LightBlog

31 dic. 2019

EL BUQUICITO NO. 673: MANUAL TRADICIONES DE FIN DE AÑO


Feliz Año Nuevo
La mayoría de los medios informativos ya empezaron hacer un recuento de todos los acontecimientos del año que casi termina y me pregunto si ya pasó, mejor dejar esas estadísticas para los libros de historias y dedicar los días que faltan para terminar el 2019 en organizar nuestros archivos, botar papeles inservibles, limpiar bien la casa para la buena “vibra” y porqué no,  hacer algunos de los rituales que hacen más divertidas la despedida del 31 de diciembre.

Hay dos cosas que no se pueden cambiar:  El ayer y el mañana, así que lo mejor es vivir el presente con alegría, esperanza y comenzar el Año Nuevo con mucha energía positiva, comprometiéndonos con la vida con mucha pasión y entusiasmo. El optimismo es el impulsor para la prosperidad.

La esperanza, la fé en el futuro, la confianza en usted mismo, hará que sus objetivos estén más cerca para lograrlos.

La paz interior es el camino para una vida equilibrada y lo más importante dejar que en el  2020 sea el Ser Supremo el que se  encargue de traernos lo que nos conviene y toca vivir.

La ONU ha designado el 2020 como el Año Internacional de la Sanidad Vegetal

clip_image001

TRADICIONES DEL 31 DE DICIEMBRE

Seas creyente o no de los clásicos rituales que se realizan al finalizar y comenzar un año, lo cierto es que son una oportunidad para reunir a las personas  y disfrutar de un momento de diversión familiar.

De acuerdo con estudios, un gran porcentaje de la población mundial cree en cábalas por la necesidad de adquirir esperanza, bienes o cumplir sus deseos más añorados.

Ropa interior roja o amarilla:  Usar ropa interior amarilla para asegurar felicidad y buenos momentos.  Usarla al revés y cambiarla al derecho después de medianoche.   Mucho mejor si  es regalada por un amigo o familiar.


El color amarillo está en estrecha relación con el sol, que era adorado por los aztecas, los incas y los celtas; simboliza un camino hacia la abundancia.  A su vez, este color representa la felicidad, la prosperidad y las buenas energías.

El uso del color rojo como símbolo de vida y buena suerte tiene su origen en la Edad Media, durante esa época estaba prohibido llevar ese color y para evitar que fuera apreciable a simple vista optaron por utilizarlo en la ropa interior.


Comer doce uvas   Es la tradición más antigua y adoptada por muchos países. Se debe comer una uva con cada campanada realizadas en los últimos doce segundos del día 31 de diciembre. Se cree que el ritual traerá la buena suerte para el año que empieza. Durante la última noche de cada año se consumen más de 500 millones de uvas en todo el mundo.


El origen se remonta a 1909, cuando por el excedente en la producción los viticultores regalaron uvas a los ciudadanos y difundieron la idea de que comerlas traería fortuna para el nuevo año.

 Los que no beben alcohol pueden simplemente morder un anillo de oro

Cuando terminan las campanadas a la medianoche es obligatorio besar a todas las personas que haya alrededor, como si hubiese sucedido un acontecimiento trascendental. Y no menos importante es entrar en 2020 con el pie derecho, para borrar lo malo y empezar el año con buenas sensaciones.

Saltar siete olas:  Siempre que se tenga el mar cerca, es un requisito indispensable saltar siete olas y pedir siete deseos justo en la medianoche. Es una tradición que se remonta a la raíz cultural africana de los esclavos.

Prender Incienso y velas de colores: El olor a incienso a la medianoche es caracterìstico del 31.  En cuanto a las velas cada color tiene un significado. Las   amarillas traen prosperidad, rojas  suerte en el amor, blancas claridad y espiritualidad, las verdes mejoran y mantienen la salud física y mental, mientras que las naranjas son para la sabiduría e inteligencia.

Tirar un vaso o cubo de agua la calle: Esta tradición dicen que ahuyenta las penas del año anterior y da lugar a un año próspero y feliz.

Barrer a la medianoche: simboliza expulsar de su casa las malas vibras, las penas y la negatividad. Se barre con una escoba desde la puerta de la casa hacia la calle.

Pasear con las maletas: simboliza viajar en el año que llega. Se sale de la casa llevando una o varias maletas, se sale y despide,  luego se entra otra vez a la casa y de da una vuelta. ... Mejor aún es dar la vuelta a la manzana arrastrando las maletas… esa es mi favorita ¡!!!

Escribir:  todas las cosas que no quiere se repitan y luego quemar el papel, con eso bota el pasado. Tirar las cenizas en el baño y echar a correr el agua.

Baño de esencia: para purificar el alma, las rosas para el amor.

-Se aconseja no llorar al recibir el Año Nuevo, bailen, canten y celebren, ya que así como se espera, así termina …

Dinero en las manos: o en los zapatos, para garantizar la disposición de recibirlo durante el año…

Saltar o bailar para recibir el añosubirse a una silla con la primera campanada de nochevieja y terminar saltando de ella con la última para atraer la fortuna.

Comer lentejas : La tradición dice que no se puede empezar el año con buen pie si no es comiendo lentejas.

Agua bendita:  Muchas personas rocìan con agua bendita la casa.  Otras limpian con amonìaco para alejar las malas vibraciones. 

LAS CABAÑUELAS

La mayoría de las personas que viven en las ciudades quizás la palabra resulte rara, pero para la gente del  campo, es un término cotidiano.



Las cabañuelas se utilizan en el sur de España y en América. Su origen proviene de la antigua Babilonia.
La civilización mexicana fue adoptando estos conocimientos a través de los mayas.  Son forma de pronóstico meteorológico a largo plazo, que consisten en relacionar días concretos del mes de enero con cada mes del año. 



Comenzamos por explicar las cabañuelas de ida. Se trata de evaluar los 12 primeros días del año. Se supone que nos indican el clima que tendremos en los doce meses del año. Es decir, el 1 de enero no indicará el tiempo de enero, el dos de enero el de febrero, y así.  El día 19 se utiliza para pronosticar el solsticio de verano y el 20 para el de invierno.

A las personas que se dedican a calcular el clima mediante este método se le llama cabañuelista
Lo cierto es que las cabañuelas están teniendo cada vez más relevancia porque los sistemas climáticos son más predecibles. Esto es debido al cambio climático.   El calentamiento global está aumentando la frecuencia e intensidad de las sequías, por lo que no es muy difícil llegar a predecir  cuando  un año será seco.


clip_image001

FELIZ AÑO NUEVO A TODA LA FAMILIA DE 
EL BUQUICITO
clip_image001

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos reservamos el derecho de no publicar comentarios ofensivos, ni que atenten con la moral y buenas costumbres.